Hemos escaneado la mansión en ruinas de Can Busquets y ahora tú puedes explorarla como si estuvieras allí.
¿Tienes unas gafas de Realidad Virtual? Entonces prepárate a sentir todo el peso de su leyenda en primera persona.
En esta entrada te cuento su historia y los rumores que se han creado a su alrededor.
En un lugar recóndito de la comarca de la Selva, a medio camino entre Santa Coloma de Farners, Sils y Vilobí d’Onyar, una red de pistas y caminos forestales conectan Can Busquets con estos núcleos de población y sus urbanizaciones, por lo que es un lugar muy conocido por la gente de la zona.
A su alrededor se ha construido un halo de misterio quizás favorecido por su aspecto solemne en decadencia, aún impregnado del brillo de otra época, su localización singular y extraña en el corazón del bosque y su situación actual de ruina, rendida al asedio gradual, inexorable e indiferente de la naturaleza.
Aunque es fácil encontrar su ubicación exacta para aquellos más curiosos, nosotros preferimos preservar su localización exacta para resguardar el equilibrio frágil que aún sostiene sus paredes y proteger la quietud y el silencio que la rodean, por ello mostramos únicamente el área aproximada donde se encuentra Can Busquets
Si tecleas en Google “Can Busquets Sils” te haces una idea rápidamente sobre la frase “pasan cosas raras”. La mayoría de las páginas y blogs que hablan sobre el palacete, mezclan fragmentos de datos históricos con creencias y supersticiones esotéricas:
·  Se habla de que existen túneles secretos que la conectan con la iglesia de Vallcanera, lo que supondría cubrir una distancia de más de 2,5km a través de densos bosques y zonas muy urbanizadas.
·  También se dice que se pueden escuchar los ecos de los disparos de la Guerra Civil cuando los dos bandos se encontraron por la zona aunque en realidad nunca hubo un enfrentamiento en la zona. Otros rumores dicen que los dueños fueron fusilados durante el conflicto.
·  Algunas personas dicen que los motores de los vehículos dejan de funcionar al aproximarse a la zona y que es necesario empujarlos para alejarlos por los caminos en mal estado de tierra llenos de pedruscos. Una vez lejos de su área de influencia, vuelven a la vida mágicamente.
· Otros aseguran que se oyen voces sobrenaturales que invitan a irse en tono malévolo.
· También hay visitantes que dicen haber oído llantos de niño y ver mecerse una cuna en una de las habitaciones. En el estado actual de la casa no existen habitaciones en el cuerpo principal de la vivienda ya que se han desplomado sus 3 plantas así como el tejado de enormes vigas de madera, formando éstas un enmarañado puzzle en lo que en otra época fue el salón.
Una de las historias que más me llaman la atención  tiene que ver con la chimenea que decoraba el salón de la mansión que, aunque hoy en día se ha perdido irremediablemente, se conserva una réplica en el hogar del jubilado de Santa Coloma de Farners. Sobre ella parecen mezclarse relatos inspirados en famosas historias sobrenaturales en las que uno debe realizar una serie de pasos para que ocurra algo o ser transportado a algún lugar. En una de ellas se dice que un chico se metió dentro para investigarla (¿?) y que apareció muerto a sus pies.
Detalle de la chimenea de Can Busquets. 
En la imagen, una réplica que se encuentra en el Hogar del Jubilado de Santa Coloma de Farners
En otro relato se dice que otro chico, que al parecer pertenecía a una secta satánica, llevó a cabo un ritual que consistía en mirar fijamente su interior y caer por ella cual Alicia para aparecer, viaje dimensional mediante, en el cementerio que se supone que hay bajo la casa (¿?) y que abre las puertas del Infierno. En este sentido, no deja de ser curioso que exista una leyenda muy conocida que sitúa la mismísima Puerta del Infierno en… ¡Sils!, a menos de 6km de distancia de la dichosa chimenea (otro día hablaré sobre esta fantástica entrada al Averno del pueblo del Estany)
“Abandonar toda esperanza, quienes aquí entráis” – Dante Alighieri
Hablar sobre la puerta del infierno es hablar de Dante, Boticelli o Rodin. En la imagen, un detalle de su Puerta del Infierno
Que se trata de un lugar que atrae a las personas interesadas en los fenómenos paranormales, las tradiciones Wicca y otras creencias que involucran velas, ritos y reuniones a la luz de la luna, nos quedó claro cuando nos dispusimos a explorar la casa antes de realizar el escaneo.
En esta estancia encontramos unas velas que parecen ser los restos de algún tipo de rito
Hay más secretos que puedes encontrar a través del paseo interactivo.
¿Te atreves a darte una vuelta?